Se ha copiado la url

Día Internacional del Juego: ¿Por qué es beneficioso impulsar la actividad lúdica para los niños?

Martes 28 de Mayo, 2019
Loading...
Día Internacional del Juego: ¿Por qué es beneficioso impulsar la actividad lúdica para los niños?
1 de 3

Desde 1998, gracias a la iniciativa de la Asociación Internacional de Ludotecas, se estableció el 28 de junio como el Día Internacional del Juego, para reconocer el juego como un derecho indispensable en la niñez de cada individuo y son los adultos los que tienen la responsabilidad de garantizar las condiciones necesarias para esta actividad.

El juego cumple un papel importante en el desarrollo de cada persona, ya que favorece en el crecimiento, habilidades mentales, afectivas, sociales y físicas. Funciona como un medio para expresarse y adquirir conocimientos y capacidades básicas para las siguientes etapas de la vida.

Y es durante la infancia un buen momento para impulsarlo ya que nos enseñará la importancia de la actividad física, entretenida y a la vez, educativa que, por causa de las nuevas tecnología ha quedado de lado entre los más pequeño, quienes en la actualidad prefieren el sedentarismo que propone el uso de una computadora, Smartphone o Tablet.

Entre los principales beneficios que genera el juego en la niñez se puede destacar que permite a cada pequeño conocer su mundo, descubrir su cuerpo, desarrollar relaciones interpersonales con niños y adultos, imitar roles de adultos e incrementar su vocabulario, además de desarrollar otras capacidades como:

– Mejora la comunicación. La mejor forma de aprender una lengua es hablarla y la mejor forma de hablarla es interactuando con otros. A través del juego los pequeños se ven obligados a expresarse, escuchar, prestar atención, utilizar las palabras adecuadas, mejorar la pronunciación, ampliar su vocabulario, habilidades fundamentales de la comunicación que los pequeños aprenden más fácilmente si las usan mientras se divierten.

– Mejora el desarrollo cognitivo. La imaginación y la creatividad que se da en el juego son claves para el desarrollo cognitivo de los niños. Según parece, los niños que juegan a menudo tienen una salud mental más positiva, vínculos afectivos más sólidos y amistades más consolidadas que los que juegan menos tiempo.

– Fomenta el aprendizaje significativo. El juego permite que los niños relacionen experiencias nuevas con algo que ya conocen. Imitar lo que hacen los mayores o explorar para descubrir por qué algo es interesante es una de las mejores formas en la que los niños pueden avanzar en su conocimiento.

– Mejora las habilidades sociales. Jugar con otros niños y adultos permite que los pequeños aprendan cómo funcionan las relaciones sociales. Además, las experiencias les aportan contexto, lo que les dota de conocimiento para desenvolverse en determinadas situaciones. Lo más habitual es que cuanto más juega un niño, más amigos tiene. Asimismo, ayuda a desarrollar destrezas sociales como operar, negociar, competir, seguir reglas, esperar turnos, y estimula su inteligencia emocional a través de su autoestima.

– Favorece la comprensión. La motivación de participar en el juego hace que los niños se concentren en ellos y que se preocupen por comprender en qué consisten, qué relaciones son necesarias para desarrollarlos y como se juega con otros.

– Mejora la exposición de ideas. La curiosidad es una de las grandes ventajas que tiene el juego en el aprendizaje de los niños ya que cuando éstos tienen la oportunidad de jugar y relacionarse con otros tienden a investigar las posibilidades y desarrollar hipótesis que tienen que plantear de manera clara ante otros niños o adultos, ya que aprende a comparar, categorizar, contar, memorizar.

– Mejora su psicomotricidad. La mayoría de juegos suele tender dinámicas que permiten que los niños no solo conozcan y reconozca su entorno, sino que también interactúan con este, lo cual motiva a que desarrollen habilidades físicas como agarrar, sujetar, correr, trepar, balancearse.

Añade tu comentario