Se ha copiado la url

Coronavirus: Guardaparques registran a osos de anteojos en Machu Picchu

Viernes 24 de Abril, 2020
Loading...
Coronavirus: Guardaparques registran a osos de anteojos en Machu Picchu
(Foto: referenial/difusión)
1 de 3

Desde que impuso el estado emergencia nacional decretada por el Gobierno para enfrentar el avance del coronavirus COVID-19, el Santuario Histórico Machu Picchu, ubicado en Cusco, se encuentran cerrado al público, en sus inmediaciones solo se encuentran los guardaparques que custodian el área natural protegida. 


Pero un nuevo visitante llegó de alegría a los cuidadores de esta maravilla del mundo. Y es que luego de casi tres años se vuelve a avistar un oso de anteojos en las inmediaciones de la ciudadela Inca, el principal atractivo turístico del Perú. 


Este maravilloso suceso fue registrado por los guardaparques del área protegida. En las imágenes se puede apreciar a un osezno o cachorro de esta especie desplazándose por la ladera de la montaña. 






En setiembre de 2017 fue la última vez que fue detectado y filmado uno de estos animales en el complejo arqueológico, y dos años antes, en noviembre de 2015 fue avistado, también por turistas, un oso adulto cuando descendía por los andenes situados en la ladera de la montaña, para adentrarse en el bosque que rodea a la ciudadela de piedra.


Cabe señalar, que el oso andino u oso de anteojos es una especie única en el mundo que habita en Sudamérica y el Perú ostenta la mayor cantidad de ejemplares con alrededor de 5,750 individuos en su territorio.


Además del Perú, esta especie de oso habita los países de Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia y el sur de Panamá. Se le puede apreciar en distintas zonas, desde los 200 metros hasta los 4,750 metros de altitud en la Cordillera de los Andes e incluye los bosques secos la costa norte.


Esta especie se encuentra protegida por el Estado peruano y está incluido en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), considerada como una de las especies sobre las que se cierne un alto grado de peligro de extinción debido al comercio internacional.


Asimismo, en el agosto del 2016 se aprobó el plan Nacional para la Conservación del Oso Andino (Tremarctos ornatus) 2016-2026 que contiene medidas y acciones para garantizar la recuperación de las poblaciones de esta especie y sus hábitats.


Es importante que tanto la población rural, como los turistas, se involucren en acciones de conservación de esta especie en riesgo. 


Descarga Movistar Play aquí y disfruta estos días de todo el contenido de #MovistarPlus desde cualquier dispositivo.



   

Añade tu comentario